Esta megalópolis sorprende por su enorme extensión, la cual te obliga a ir en coche de un lugar a otro constantemente. No es precisamente una de las ciudades que más nos gustó del viaje, pero tiene algunos puntos que realmente la hacen imprescindible en tu ruta por la Costa Oeste.

Continúa leyendo