¡Escapada a Bruselas y Gante!

Compartir

Escápate unos dias a la pequeña Bélgica donde además de encontrar la capital de la UE podrás descubrir pequeñas ciudades con mucho encanto como Gante.

Nosotros hicimos una salida de tres dias, normalmente siempre que vamos a estranjero dedicamos como mínimo 6 días pero esta vez creímos que con 3 ya eran suficientes. Dedicamos dos para visitar Bruselas y uno entero para descubrir una de las ciudades con más encanto del mundo Gante.

¿Qué ver en Bruselas?

Bruselas es una ciudad preciosa pero no es especialmente grande, las principales atracciones se pueden visitar en dos dias de ruta más o menos intensa. Para nosotros su principal encanto reside en pasear por su casco antiguo, tomar un café en uno de esos antiguos restaurantes o degustar una deliciosa cerveza belga en una taberna acompañada de quesos locales.

La gran plaza del ayuntamiento: es la imagen más recurrente cuando pensamos en Bruselas, una preciosa plaza llena de edificios góticos y barrocos que nos dejará con la boca abierta. Desde la plaza se pueden visitar otras calles preciosas del centro de Bruselas.

Palacio real y palacio de justicia: Se pueden visitar por fuera y son impresionantes. Además fuera del palacio real hay un enorme parque donde puedes pasar una tarde paseando y disfrutando de un ambiente más tranquilo.

Tienda de Tintín y de los pitufos: Hergé fue el creador de Tintín y era belga, por ello no es extraño encontrar esta maravillosa tienda dedicada al personaje de dibujos animados  amante de los viajes. Nosotros como buenos viajeros fuimos a rendirle tributo. Además resulta que el creador de los pitufos también era belga así que también hay una tienda exclusiva dedicada a esta serie de dibujos animados. Toda una joya para coleccionistas.

El museo de los instrumentos: ciertamente no lo visitamos por falta de tiempo pero todas las criticas dicen que está muy bien. Está en el mismo centro de Bruselas y no te costará dar con él.

Manneken Pis: Es la estatua de un niño ”meón” en mitad de la ciudad, se tiene la creencia que en el pasado salvó la ciudad y además da buena suerte. La verdad es que es una atracción turística un poco tonta, pero bueno ya que estás por Bruselas lo visitas y ya está. Como se encuentra muy cerca de la gran plaza del ayuntamiento tampoco hace falta desviarse para poder verla. Es uno de los símbolos de la capital belga.

Catedral de San Miguel: Es una catedral estilo gótica preciosa tanto en exterior como en su interior. Nosotros cuando la visitamos además tuvimos la suerte que estaban en plena misa y tenían un coro de niños cantores cantando con el órgano y toda la puesta en escena y nos dejó petrificados viendo la escena. Merece mucho la pena, es una visita imprescindible.

Notre Dame du Sablon: Otra impresionante iglesia en el mismo centro de Bruselas, está vez recuerda a Notre Dame de París. Quizás no están impresionante por dentro como lo es la Catedral de San Miguel pero merece también la pena visitar el lugar.

La estación de Bruselas: la estación de Bruselas es un sitio imprescindible si quieres ir a visitar otras localizaciones de Bélgica. Además ofrece a los visitantes un espectáculo interesante, su arquitectura es preciosa y además la estación está llena de tiendas donde puedes degustar el famoso chocolate belga. Nosotros nos hartamos a comprar bombones para el viaje a Gante.

Visita las tabernas y los restaurantes: Para nosotros el verdadero encanto de Bruselas son sus tabernas donde puedes deleitarte con la rica cerveza belga y además probar alguna especialidad local en un ambiente agradable y único.


Gante

La ciudad que vio nacer a Carlos V tiene un encanto especial, se puede llegar después de un trayecto relativamente corto y no muy caro desde Bruselas, no más de hora y media en tren.

Una vez llegas puedes tomar el tranvía o ir a pie para llegar a casco antiguo de la ciudad.

Pasear por el centro de Gante es un auténtico placer, la ciudad parece haberse detenido en e siglo XVI ya que las casas son antiguas y no suelen desentonar con nuevas construcciones. Hay un par de iglesias preciosas y un castillo medieval interesantísimo que visitar. Igualmente el auténtico placer de visitar Gante reside en pasear por un pueblo tan bonito ya que todo allí tiene un ambiente mágico. También se puede dar una ruta por los canales de la ciudad.

¿Qué ver en Gante?

Puente de San Miguel: Precioso puente por el cual pasear y descubrir la ciudad. Un lugar que parece estar congelado en el tiempo.

Castillo de Gravensteen: para nosotros fue el gran atractivo de la ciudad. Es un precioso castillo perfectamente conservado que te hará directamente entrar en la Edad Media. Vale mucho la pena pagar la entrada para visitarlo porque puedes ver una valiosa colección de armas y de instrumentos de tortura a parte de poder ver el castillo en su interior con todo detalle.

Catedral de San Bavón, iglesia de Saint Nicholas y iglesia de Sant Miguel: Las tres iglesias son preciosas pero la catedral tiene un encanto especial. Llena de obras barrocas en su interior la catedral parece trasladarte al siglo XVI en un ambiente entre artístico como tenebroso propio del barroco. En la catedral podrás ver entre otras muchas piezas artísticas, la famosa obra de la Adoración al Cordero Místico, una obra maestra del gótico flamenco.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *