Florencia, la cuna del renacimiento

Compartir

Florencia es una visita obligada a todos los amantes del arte, la cúpula de Brunelleschi representó el inicio de una época dorada, el renacimiento. El arte y el buen gusto se respira en cada esquina de la ciudad.

Aprovechamos nuestra estancia en Roma para escaparnos a visitar Florencia, a unas 5 horas en tren recorriendo la región de la Toscana. Las expectativas eran altas y no decepcionaron, fue exactamente como pensábamos que iba a ser, impresionante. Por falta de tiempo tuvimos que elegir entre ir a Florencia o Nápoles y realmente no nos arrepentiremos nunca de la elección que hicimos.

Visitar Florencia es muy sencillo, porque puedes recorrer a pie los lugares más emblemáticos y no hace falta comprar un mapa, con una pequeña guía o tripadvisor te puedes bastar para ver todo lo que necesitas. En un solo día empezando de muy buena mañana te puede dar para ver los lugares imprescindibles.

¿Qué ver en Florencia?

Piazza de la Signora: date un paseo por esta impresionante plaza llena de esculturas al aire libre para el deleite de los transeúntes.

Piazza del Diumo

Galeria de los Uffizi: Una galeria de arte impresionante donde puedes encontrar entre otras obras ”el nacimiento de Venus” y muchísimas esculturas de la época romana, imprescindible para todo amante del arte.

Catedral de Santa María de las Flores: la visita estrella de la ciudad, la maravillosa catedral renacentista, es preciosa, no se puede describir con palabras, además está coronada con la cúpula de Brunelleschi, no olvides subir arriba del todo para poder disfrutar de las mejores vistas que ofrece la ciudad.Para construir la cúpula Brunelleschi rescató la técnica de construcción romana conocida como ”espina de pez” , este hecho (reproducir técnicas constructivas al estilo greco-romano) supuso el inicio del nuevo arte que se daría en los siguientes siglos, el renacimiento, es decir, volver a hacer nacer los estilos artísticos de la Grecia y Roma clásicas.

Además supone todo un reto no apto para cardiacos porque la subida se nos hizo eterna y eso que somos de andar. Enfrente de la catedral podrás ver las preciosas puertas echas de oro que representan el sacrificio del hijo de Isaac, otra genialidad que no debe pasar inadvertida.

Campanario de Giotto: justo al lado de la catedral, desconozco si se puede subir, nosotros no lo hicimos pero solo verlo ya es un regalo para la vista.

Panteón de los Medici, donde podrás encontrar las tumbas de estos importantes comerciales y gobernantes que gobernaron la ciudad durante mucho tiempo. Incluso puedes asistir a la capilla donde reposan los dos hermanos Medici, que sufrieron el terrible atentado por parte de los Pazzi, uno de ellos (Lorenzo) se pudo salvar y realizar su venganza, el otro murió a causa de la conjura.

Basílica di Santa Croce: Esta basílica también es tan impresionante por fuera como por dentro. Aquí reposan los restos mortales de muchos hombres importantes como Galileo y de uno de los mejores genios de la historia de la humanidad, Miguel Angel, merece la pena visitarla.

Galeria de la Academia: aquí podrás ver muchas esculturas entre otras el famoso David de Miguel Angel.

Palazzo Vecchio: Este era el centro político de la ciudad, dentro podrás ver las pinturas y la decoración que el gran Cosme de Medici o Lorenzo (entre otros) mandaron realizar para otorgar importancia a su residencia política.

Los restaurantes: recuerdo que comimos en un restaurante de comida local muy elegante, parecía sacado de una película, no era barato pero mereció la pena, nos encantó la comida. Mucho ojo porque debéis vigilar con los precios, ya que muchos restaurantes te cobran un suplemento de 3 o 5 euros por cubierto, lo digo para que no os llevéis sorpresas desagradables a la hora de pagar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *